Paranormal Witness: la maldición de Manson (Lisa)

Paranormal Witness

Ya se habían ido todos de la casa de David, todos menos una persona, Lisa. Hacía poco tiempo que David y ella se conocían y parecía que de ahí pudiera salir algo solido. Esa noche estaban los dos tranquilos, sentados frente al televisor viendo un documental de tortugas. Lisa necesitaba acostarse temprano porque a la mañana siguiente le tocaba madrugar. “-Me voy a la cama. ¿Te vienes conmigo o te espero allí?” David le contestó: “-Termino de ver a las tortugas y subo.”

Lisa subió y se metió en la cama. Ya del todo acomodada, se dejaba flotar en ese punto en el que ni estás dormido ni despierto, y ahí descansaba. Escuchó cómo la puerta del dormitorio se abría lentamente. Unos pasos se acercaban a la cama intentando hacer poco ruido. Lisa, todavía con los ojos cerrados, sonrió y dijo: “-¿David?” No obtuvo respuesta. Sus ojos se abrieron y su sonrisa desapareció. Antes de pararse a pensar en nada quería darse la vuelta para ver quién estaba junto a la cama. Giró la cabeza despacio y allí estaba: era un hombre alto, joven, moreno, vestido de traje, con gesto amenazante… no era David. Al instante desapareció.

Lisa bajó las escaleras casi volando para preguntar a David si él había subido para algo, pero David dijo que no. Lisa le contó palabra por palabra todo lo que acababa de ocurrir. David empezó a preocuparse por todas las cosas extrañas que estaban empezando a suceder en su casa.

Paranormal witness

Más información – Paranormal Witness: la maldición de Manson (Jeff)

Te puede interesar

Escribe un comentario