Paranormal Witness: la maldición de Manson (Sharon)

Paranormal

Lisa, Jeff y Cashmere llegaron a la casa de David para asistir también a la sesión. Lisa y Cashmere se sentaron en la mesa junto a David y Alma. Jeff grababa con la cámara. Antes de comenzar, Alma pidió que mientras estuviesen sentados en la mesa se cogiesen todos de la mano y que pasara lo que pasara no rompieran nunca el círculo. David había encendido unas velas y apagado las luces de la habitación. Era el momento de comenzar la sesión y descubrir lo que estaba ocurriendo en su casa.

Todos estaban en silencio, concentrados mientras Alma intentaba ponerse en contacto con los espíritus. A lo lejos sonó un grito lleno de dolor. Cashmere comenzó a sentir que alguien tiraba de su silla. Alma lanzó una pregunta: “Sharon, ¿eres tú?” Las velas se apagaron de golpe. Todos gritaron. Algo arrastró la silla de Cashmere hasta casi hacerle romper el círculo. De nuevo Jeff volvió a sentir que alguien tiraba de su cámara. Alma comenzó a gritar, rompió el círculo y se llevó las manos al estómago, del estómago al hombro, de nuevo al estómago. Jeff se dio cuenta al instante: Alma estaba sintiendo las mismas puñaladas que habían acabado con la vida de Sharon Tate años atrás.

Hoy, ya con respuestas, David sigue viviendo en su casa de Cielo Drive. La actividad paranormal aún continúa de manera regular.

Más información – Paranormal Witness: la maldición de Manson (Alma)

Te puede interesar

Escribe un comentario