Personalidad Sagitario

63

(Noviembre 22 a diciembre 21)

La personalidad Sagitario es realmente lo que representa su símbolo, “un centauro”, mitad caballo, mitad hombre arquero, que dirige sus flechas al cielo, este signo se encuentra en la eterna búsqueda del equilibrio entre el cielo y la tierra, tratando siempre de superar los instintos básicos del origen animal y dirigir sus pensamientos hacia los reinos divinos del cielo.

Los sagitarianos están siempre a la caza de ideas y nuevas experiencias que se traducen en vivir aventuras, ya que se lo puede considerar como el aventurero más osado del zodiaco, amante de los viajes y la filosofía que le permiten extender sus conocimientos y estados de conciencia.

El arquero tienden a apuntar sus flechas al cielo, siendo los optimistas incurables del zodíaco, ya que suele ver el lado soleado de la vida y el aspecto positivo de las circunstancias más adversas. Sagitario es honesto hasta la exageración, algo que suele traerle consecuencias, ya que dice lo que piensa sin reparar en los efectos que pueda causar en el otro sus flechas de honestidad, algo que en su vida siempre le trae problemas, pero lo acepta con toda la fuerza que habita en él y es mucha.

Su mitad animal hace de los sagitarianos excelentes deportistas, ya que tienen una tendencia natural a las actividades físicas, de todo tipo, incluidas las amorosas por supuesto, en las cuales destaca, ya que si un sagitariano llega solo a una fiesta, seguro se retirará acompañado.

Su alegría por la vida hace de la personalidad Sagitario, una de las más atrayentes o magnéticas, son agradables y muy alegres, algo que contagian al entorno y por ello suelen ser los centros de atracción social a donde vayan.

Sagitario es libre por naturaleza, por ello todo aquel que quiera un arquero en su vida deberá comprender esa necesidad innata de libertad y brindársela, por que solo así permanecerá a su lado para llenarle la vida de optimismo y alegría.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Leon Rxi dijo

    TODO ES CIERTO…

Escribe un comentario