Pirámides y rayos apocalípticos

 

chichen-itza

El 21 de diciembre de 2012 se convirtió rápidamente en un fenómeno sociológico de gran magnitud, muchos temían que sería una fecha apocalíptica pero pronto se convirtió en el “fin del mundo que nunca ocurrió”. No solamente apocalípticos y conspiradores participaron de la divulgación de esta fecha como un momento emblemático en la historia del planeta, también los medios de comunicación se encargaron de generar una gran suma de dinero al promover este espectáculo.

Sin embargo la gran desinformación mantuvo oculto durante mucho tiempo una fotografía que tomó una familia que estaba de paseo por la antigua ciudad maya de Chichén Itzá. Esta familia fotografío el templo sagrado de Kukulcán donde había una imagen clara de un misterioso haz de luz que partía desde las pirámides hacia el cielo.

Una imagen vale más que mil palabras

La imagen se volvió viral en poco tiempo y muchos estaban convencidos de que se trataba de una advertencia de los eventos apocalípticos del 21 de diciembre de 2012. Incluso los expertos de la NASA quedaron sorprendidos y desconcertados por la anomalía. Era el principio de una serie de eventos extraños que relacionaba lugares tan lejanos como la pirámide de Bosnia y la Pirámide del Sol en Teotihuacan.

El fenómeno parecía haber sido olvidado pero la ciudad de Michigan, en Estados Unidos, fue testigo de un terrible relámpago cuyas imágenes recuerdan a la misteriosa fotografía sacada en Chichén Itzá. ¿Un mensaje de los que se avecina?

Te puede interesar

Escribe un comentario