Plantas mágicas, la Salvia

Valorada como hierba de purificación y protección la Salvia es una de las más aromáticas de las hierbas comestibles por lo que su pasado está muy vinculado a la magia y la mitología.

Se la ha relacionado con la vida y la inmortalidad, algunas culturas dicen que esta planta tiene la capacidad de volver inmortal a quien la consuma y otras que quienes la cultivan no tienen motivos para morir.

También se le atribuyen interesantes capacidades curativas pero no por sus cualidades biológicas sino por su energía positiva, capaz de alejar cualquier tipo de poder negativo o maligno tanto de una persona como del hogar o el comercio.

Combinada con el cedro, forma parte de los rituales de limpieza y purificación de los ambientes y las almas, por lo que era el aroma elegido para relajarse y compenetrarse en la reflexión antes de comenzar una lectura o ritual.

El jugo de la salvia se utiliza para mejora la fecundidad de las mujeres, se dice que para lograr concebir una mujer debe beber el jugo de la salvia durante 3 días y no tener relaciones sexuales hasta el cuarto día en el que seguramente quedará en la dulce espera.

Para utiliza salvia y que esta nos otorgue sólo sus cualidades bondadosas, es necesario cultivarla con esmero y protegerla de insectos y sapos, ya que pueden contaminar sus hojas y su sabia haciéndola perjudicial. Los antiguos hechiceros la plantaban junto a la ruda.

Si se la toma, fuma o masca en condiciones no apropiadas provocará alucinaciones y luego malestar. Si se la utiliza con la intención de purificar el espíritu y alejar los malos pensamientos, pero la salvia no estaba en condiciones, provocará solo desdicha.

De una salvia bien cultivada puede hacerse cualquier producto aromático y mantener el hogar libre de malas influencias. Se pude hacer un amuleto y mantener alejadas de las personas a los sentimientos dañinos y se puede beber o mascar para lograr la tranquilidad y encontrar respuestas.

Te puede interesar

Escribe un comentario