Poltergeist; el caso Enfield

85

El Poltergeist de Enfield es considerado como uno de los casos más fascinantes de la actividad paranormal que se haya registrado, ya que se distingue de otros casos paranormales en que los extraños sucesos fueron presenciados por más de 30 personas, vecinos, la policía y periodistas.

Para añadir más validez a la existencia de los Poltergeist de Enfield, fueron presentados más de 2.000 elementos de pruebas por reputados investigadores de lo paranormal, Maurice Grosse y Guy Lyon Playfair, ambos miembros de la Sociedad de Investigaciones Físicas.

En la noche del 31 de agosto de 1977, que comenzó como cualquier otra noche para Peggy Hodgson y sus hijos, Margarita 12, Janet 11, Johnny 10 y Billy 7, que estaban en la planta alta de su casa preparándose para la cama, se transformó en el comienzo de una pesadilla sobrenatural que iba a durar más de un año.

Todo comenzó con los niños que se quejaban de que sus camas se movían de arriba abajo, pero la actividad se detenía cuando Peggy entraba en la habitación y encendía la luz, por lo cual creía que los niños estaban inventando la situación y no se preocupó volviendo a su rutina normal.

Sin embargo la noche siguiente, los niños empezaron a quejarse de un ruido en su habitación como si alguien arrastrara los pies, sin embargo una vez más la actividad paranormal se detuvo cuando Peggy entraba en la habitación y encendía la luz, pero esta vez se quedó al lado de la puerta al salir y oyó el ruido que los niños describían y fuertes golpes como el de una cómoda cayendo al suelo.

Aterrorizada pensando que alguien había entrado en la casa, Peggy tomó inmediatamente a todos los niños de la casa y se dirigió a los vecinos en busca de ayuda, pero a pesar de que más tarde se buscó por toda la casa, no se encontró a nadie, sin embargo más tarde cuando los vecinos comenzaron a oír los ruidos y golpes, llamaron a la policía.

Cuando la policía entró en la casa del norte de Londres y Peggy apagó las luces, casi de inmediato comenzaron los golpes y esto fue presenciado por el policía que determinó que provenían de diferentes paredes, así como también una silla cerca de cuatro pies se deslizaba por la habitación sin que nadie estuviera cerca de ella.

Al día siguiente aumentó la actividad paranormal y empeorando durante los meses siguientes, ya que artículos tales como juguetes, cuadros, platos, cubiertos y muebles, incluso eran arrojados a través de las habitaciones, además de charcos de agua y llamas que aparecían y desaparecían de repente, así como también comenzaron a materializarse objetos y luego desaparecían.

Pronto se convirtió en los eventos más siniestro y amenazante, que ponían en peligro la vida de los habitantes, como por ejemplo una mañana se escuchó un ruido muy fuerte y fue un chimenea de hierro fundido que había sido arrancada de la pared, incidente que fue capturado en video.

Pero sin duda uno de los hechos mas impresionante fue cuando una de las niñas levito por el aire golpeando contra una ventana para luego caer, lastimándose y posteriormente las cortinas se retorcían para envolverse alrededor del cuello de los otros niños en un intento de estrangularlos. Continuará.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario