Preparando el espacio físico y mental para la lectura del Tarot

Cuando nos dedicamos a leer las cartas del Tarot estamos utilizando, en muchos casos la videncia. Esta faculta puede ser nata, o se puede desarrollar gracias a la concentración y la relajación que logramos al conectarnos con la energía de la persona que consulta.

Para que esta videncia sea más efectiva y se potencie, existen diferentes métodos de ayuda. Uno de los detalles más importantes es que no debemos ser interrumpidos mientras logramos la concentración.

Hay que comprender que concentrarse no tiene nada que ver con la tensión del cuerpo, por lo que debemos estar relajados y con la mente tranquila.

La luz es un factor que puede ayudar o destruir nuestra concentración, elija colores cálidos y opacos para iluminar el ambiente donde se realiza la lectura, pero tenga en cuenta que sean colores que le permitan ver bien. También tenga cuidado de no exagerar, ya que puede provocar sensaciones desagradables.

Es importante que el ambiente esté bien ventilado y que los aromas sean propicios, si nos ayudan los sahumerios, procuremos una ventana o ventilación siempre abierta para cambiar el aire.

Sabemos bien que el Tarot es muy poderoso y las energías son fuertes por lo que la experiencia le indicará en qué casos la postura debe ser defensiva o abierta. Antes de comenzar, mientras manipula las cartas, intente relajar al consultante y capte sus energías, estas le dirán si es imprescindible conocer datos de su vida o es mejor sólo leer el mensaje que las cartas tienen para la persona.

Recuerde que las cartas de Tarot no son barajas comunes y que el sentido en el que salen es significativo, por lo que al barajarlas debe hacerlo bien mezclado y en diferentes posiciones para que el azar o las energías que lo apoyan hagan el mensaje que es propicio.

Una vez tiradas las cartas sobre la mesa, si no tiene una consulta precisa comience por evaluar la situación general: cantidad de cartas invertidas o malos momentos, cantidad de bastos o cartas del trabajo, cantidad de espadas o problemas, oros o economía, copas o sentimientos.

Luego solicite a la persona que consulta que haga alguna pregunta para interpretar las cartas individualmente, si no hay una consulta en particular, oriente a la persona en con el mensaje que recibe.

Te puede interesar

Escribe un comentario