¿Qué es un amuleto?

Algunos posibles orígenes de la palabra amuleto apuntan al latín. Amuletum significa apartar y podría estar referido al poder de estos objetos de alejar a los malos espíritus o retener las buenas energías.

Otros dicen que el origen de la palabra amuleto está en el árabe. Jaramet significa ‘lo que se lleva’ – ‘colgante’. Ambos tienen algún tipo de relación ya que los amuletos suelen llevarse encima y ayudan a ahuyentar a los malos espíritus.

Cada tipo de amuleto tiene un diseño diferente, pero el punto en común es que desde tiempos prehistóricos se ha dado a estos objetos poderes sobrenaturales capaces de proteger a los usuarios. Durante la Edad Media los brujos eran buscados para hacer amuletos con múltiples fines.

Por eso muchos hechiceros fueron perseguidos ya que al mediar con las artes mágicas otros individuos temían sus devastadores poderes. Pese a las persecuciones, el poder y la creencia en la fuerza de los talismanes sigue presente. Hoy, en pleno siglo XXI, hay quienes dominan las artes arcanas y las utilizan para ayudar a las personas o para realizar conjuros y hechizos con fines muy diversos, desde el éxito económico hasta conseguir el amor.

Los chamanes y brujos que trabajan en talismanes deben utilizar materiales naturales y reflejar en sus creaciones el deseo que buscan cumplir. La simbología y las invocaciones son elementos indispensables a la hora de lograr un poderoso talismán que funcione correctamente.

Más información – Magia Ritual, El Exorcismo
Enlace – WiseGeek

Te puede interesar

Escribe un comentario