Ritual de protección contra los daños

Te presentamos un sortilegio ideal para proteger a la familia y al hogar de daños que puedan ocasionar terceras personas, aunque hay que tener en cuenta que la mayoría de las veces no existen las malas intenciones sino que son personas llenas de energías negativas, que no pueden controlar y sin quererlo transmiten a otras personas que los rodean.

Cuando la casa está impregnada de energías negativas, nada funciona y no se encuentra la explicación, por eso lo mejor es elegir una noche de luna llena y realizar este sencillo ritual.

Materiales:
Una olla.
Agua y vinagre en igual proporción como para llenar la olla hasta la mitad
Hojas de laurel.
Hojas de eucalipto.
Sal gruesa.
Dos velas blancas por cada abertura de la casa
Un incienso de sándalo.
Ajos.
Una caja con tapa.
Un espejo que pueda entrar en la caja
Cuatro velas amarillas.
Medallas de San Jorge. (Una por cada integrante de la familia)
Cruz de madera.
Agua bendita.

Procedimiento:
Primero se debe limpiar muy bien la casa con el agua y el vinagre, antes de que aparezca la luna. El agua debe ser puesta a hervir y cuando comiencen los borbotones se colocan las hojas de laurel y eucalipto. El agua sobrante se arroja fuera de la casa cuando salga la luna.

Formar una cruz con la sal gruesa en cada entrada de la cas ay encender las velas blancas. A continuación defumar la casa con el saumerio rezando una oración a San Jorge con la intención del sortilegio. Se debe dar la vuelta completa a la casa. Al terminar, se coloca el espejo dentro de la caja, rodeándolo con los ajos, la cruz de madera y las medallas de San Jorge. Luego se sale de la casa y se coloca la caja de tal forma que la luna se refleje en el espejo.

El paso siguiente es encender las velas amarillas, colocando una en cada vértice de la caja, del lado exterior. Mientras tanto se dirige una oración a la luna y a San Jorge con las intenciones del ritual.

El hechizo culmina recogiendo todos los desechos, que se ponen dentro de la caja sin la cruz ni las medallas; así la caja se tapa y se entierra en un rincón del jardín. Luego se entrega una medalla a cada uno de los miembros de la familia.

Foto: vía Morguefile

Te puede interesar

Escribe un comentario