Rituales de los monjes tibetanos, proporcionan la longevidad. Continuación

En el artículo anterior veíamos los rituales que efectúan los monjes tibetanos en su vida diaria, les  han proporcionado a ellos  una excelente salud y una larga vida.  Continúo dándoles a conocer estos ejercicios que si los practicamos como una disciplina  en nuestra vida, en muy poco tiempo veremos para nosotros también,  los beneficios que nos aportan, a nivel físico, mental y emocional.

El tercer ritual: De rodillas, sobre la colchoneta, con la columna recta, los brazos y manos sosteniendo las caderas. Se respira, llevando  la cabeza hacia adelante presionando el pecho con la barbilla. A continuación se lleva la cabeza hacia atrás y  se forma un arco con la columna sosteniendo el cuerpo con las manos sobre los muslos, se exhala  el aire al volver a la posición inicial. Y se vuelve a repetir el ritual. Este ejercicio es muy fácil y es uno de los más suaves.

El cuarto ritual: Sentado con la columna recta, las palmas de las manos tocando el suelo, al lado de la cadera. Se lleva la cabeza hacia adelante  inhalando el aire lo más profundo que se pueda y presionando la barbilla contra el pecho. Se levanta la cadera, y las piernas formaran un ángulo de 90º y estarán perpendiculares al piso, sosteniendo el resto del cuerpo. La cabeza se llevara hacia atrás. Suavemente se baja la cadera y se exhala el aire que se ha tomado. La forma que toma el cuerpo es como de una mesa. Este ejercicio parece difícil de hacer pero no lo es, simplemente hay que practicarlo.

 

El quinto ritual: Con el cuerpo boca abajo, las manos se colocan al lado de los hombros, los pies estirados y ligeramente separados, los dedos de los pies son parte del apoyo. Se inhala el aire, la barbilla  se pega al pecho presionándolo. Al mismo tiempo se levantan los brazos y las piernas, apoyándose en los dedos de los pies,  la cabeza va hacia atrás, exhalando el aire . Luego se inhala el aire y se flexiona el cuerpo a la altura de la cadera y se coloca en forma de V invertida, la cabeza nuevamente baja con la barbilla presionando el pecho y se exhala el aire.

El aporte  de estos ejercicios,  y sus beneficios son tan importantes,  porque ellos actúan a nivel de nuestros centros energéticos, llamados chacras, activándolos y haciéndolos vibrar equilibradamente 

Te puede interesar

Escribe un comentario