Tipos de fantasmas

fantasmas

La creencia en los fantasmas y espíritus malignos se puede rastrear en la historia hasta los primeros registros de animismo en antiguas religiones y creencias paganas. El concepto de animismo viene de la palabra latina anima y en la creencia de que todas las cosas, animadas o inanimadas, tienen un alma.

En tres de las grandes religiones del mundo, hinduismo, budismo y judaísmo, se reconocen al existencia de los fantasmas. En la Biblia y en la Torah encontramos referencias hacia los fantasmas, en Samuel vemos que el rey Saul se involucra con la Bruja de Endor para invocar al espíritu del muerto Samuel, o en Mateo 24 cuando Jésus debe persuadir a sus temerosos discípulos de que él no es un fantasma luego de haber resucitado tras la crucifixión.

Existen diferentes tipos de fantasmas y cada uno tiene poderes y habilidades diferentes. Desde las apariciones que son momentáneas y tienen la capacidad de hacerse visibles o invisibles a volutad; los legendarios Doppelgänger que se transforman en un humano de carne y hueso para hacerle la vida imposible al humano que copian; o los espectros que pueden ser retratados como guardianes de la muerte o presagios de oscuridad.

Las leyendas y relatos sobre los diferentes tipos de fantasmas se han popularizado en el resto del mundo pero en la actualidad se ha perdido el temor para convertir lo paranormal y los relatos de fantasmas en entretenimiento. De allí que aparezcan películas y videojuegos con protagonistas o referencias fantasmales pero simplemente con el fin de asustar, y nunca con un mensaje o un verdadero misterio para desentrañar en las apariciones de un espectro singular.

Te puede interesar

Escribe un comentario