Vampiros verdaderos encontrados en Bulgaria

vampiros

En Bulgaria las leyendas de vampiros son una parte importante de su folklore, pero ahora tal vez ya no sean más una leyenda, sino una realidad, ya que arqueólogos búlgaros han descubierto esqueletos de hace siglos con sus pechos atravesados por barras de hierro y se cree que fueron víctimas de el viejo ritual para evitar que vuelvan a la vida, por lo tanto fueron vampiros.

De acuerdo con Bozhidar Dimitrov, director del Museo de Historia Nacional en la capital búlgara Sofía, dos esqueletos de la Edad Media fueron descubiertos cerca de la ciudad de Sozopol en el Mar Negro. Estos dos esqueletos tenían barras de hierro que atravesaban sus pechos como ilustran las prácticas rituales comunes en algunos pueblos de Bulgaria, practicadas hasta la primera década del siglo XX, dijo Dimitrov.

La superstición generalizada establecía que se debía atravesar a martillazos con las barras de hierro los huesos del pecho, para llegar al corazón de aquellos que hicieron algo malo durante su vida, por temor a que regresen después de la muerte.

La gente creía que la barra de hierro evitaba que salieran de sus tumbas a media noche y aterrorizaran a la gente mientras dormían, explicó el historiador. En 2004, el arqueólogo Petar Balabanov descubrió seis esqueletos clavados en un sitio cerca de la ciudad oriental de Debelt y dijo que el rito pagano también se practica en la vecina Serbia y otros países de los Balcanes.

Las leyendas de vampiros son una parte importante del folklore de la región y el cuento más famoso a nivel mundial fue el del Conde Vlad, también conocido como “el Empalador”, pero más conocido aún como Drácula, quien empalaba a sus enemigos de guerra y luego bebía su sangre.

Imagen: N.Sky

Te puede interesar

Escribe un comentario