Vida extraterrestre en el cometa 67P

cometa-67p

La sonda espacial Rosseta perteneciente a la Agencia Espacial Europea fue lanzada desde Kourou, Guayana Francesa el 2 de marzo de 2004. Su extenso viaje terminó al entrar en contacto con el cometa 67P (Churyumov-Gerasimenko).

Los diseñadores de la sonda espacial están convencidos de que Rosseta será clave para ofrecer nueva información acerca del origen del universo y la historia del sistema solar. Sin embargo la popularidad de este dispositivo espacial en los medios se ha expandido por cuestiones totalmente diferentes.

El pasado 6 de agosto una imagen enviada por la sonda sorprendió a los investigadores. Era una imagen del cometa donde se podía apreciar una cara. Los funcionarios de la Agencia Espacial Europea se apresuraron a decir que solamente se trataba de una ilusión óptica pero los teóricos de la conspiración espacial y millones de usuarios en las redes sociales no están convencidos con esta explicación.

Además de la supuesta ilusión óptica, otras imágenes del cometa 67P (Churyumov-Gerasimenko) muestran extrañas formaciones que podrían ser estructuras de origen extraterrestre. La teoría que más se está expandiendo entre los que creen en la vida extraterrestre es que sostiene el uso de cometas y asteroides como bases espaciales por parte de civilizaciones extraterrestres y tecnológicamente más avanzadas.

Te puede interesar

Escribe un comentario