Vino, rituales y magia

El vino es una de las bebidas rituales más antiguas y tradicionales, incluso las religiones lo consagran como regalo de lo dioses o parte misma de su ser.

Además el vino es un producto vivo que se genera por la fermentación de la uva y que con el tiempo y el tratamiento de luz, oxígeno y temperatura puede variar su calidad, color y sabor, por eso se lo relaciona mucho con la sangre.

Para la tradición judeo – cristiana el simbolismo del vino es preponderante porque se realiza con el fruto de la vid que para ambas culturas representa a la dualidad que para otras culturas se reconoce como el Yin y el Yan o los astros Sol y Luna que también se relacionan con la uva roja y la uva blanca. Según el simbolismo la dualidad representa originalmente lo femenino y lo masculino y luego en concepciones más avanzadas lo positivo / negativo.

Pero más que el vino blanco, el que tiene poder místico es el vino tinto que por su color se asemeja a la sangre y como dijimos por tener características cambiantes, estar “vivo”, se lo utiliza como representante de la sangre en los rituales. Al vino tinto se lo considera solar.

En las cartas de Tarot Egipcio se puede ver el lugar que ocupaba para esta cultura mágica y para los míticos griegos incluso había un Dios del vino Dionisios o Baco según los romanos.

Los también tenían una relación mística con esta bebida, ya que los banquetes regados con vino eran la forma de celebrar el regreso de las batallas y honrar a los fallecidos que en lugar de volver a sus pueblos llegaban a sitio mágico donde se les ofrecía vino para calmar su sed y dolor.

Los diferentes rituales o ceremonias que requerían en tiempos antiguos del uso de la sangre evolucionaron usando el vino como sustituto, además tiene la capacidad como otras bebidas alcohólica de ayudarnos a la relajación y a conectarnos con las energías del universo.

La sabiduría popular, también lo tiene como un elemento mágico, aunque quizás de forma inconsciente porque cuando se derrama sobre la mesa, se realiza el ritual de ungir en la frente de los niños y de quien ha derramado el líquido para que los acompañe la buena suerte y para la mayoría de las personas el regalar una excelente botella de vino es uno de los regalos que demuestran mayor interés y afecto.

Te puede interesar

Escribe un comentario